Acción B2

CREACIÓN DE UNA RED PILOTO DE FUENTES

QUÉ

Se creará una red piloto de micro-abastecimiento público a partir de los manantiales naturales de las fuentes tradicionales existentes en el Camino Inglés.

CÓMO

Se actuará en un máximo de 27 puntos de suministro, de modo que se asegure la existencia de una fuente con garantía sanitaria cada hora de camino a pie (aproximadamente 5,57 km). Las tareas a desarrollar serán las siguientes:

TAREA 1: elaboración del proyecto de obra civil de la red piloto

Una vez aprobado el anteproyecto se definirán en detalle las actuaciones a desarrollar en cada caso. A priori, se prevé la substitución de las tomas de captación de los manantiales viables y la ejecución de pozos de barrena de diámetro reducido en los puntos donde no existan manantiales disponibles. Además, será necesario instalar una nueva conducción que enviará el agua hasta el  punto de expedición.

Por último, se procederá a la adecuación del entorno de las fuentes incluidas en la red piloto. La idea es crear una área de descanso sencilla, sin apenas impacto sobre el entorno (ver infografía con el resultado propuesto). Así, además del punto de suministro, se ha prevé la instalación de una pérgola para dar sombra o proteger de la lluvia, un banco y tres árboles frutales autóctonos en un área de aproximadamente 15 m2.

TAREA 2: establecimiento de los perímetros de protección y tramitación de la concesión de aguas.

Se determinarán los perímetros de protección de las captaciones a fin de restringir las actividades que puedan afectar negativamente a la calidad del agua en la cuenca vertiente de los manantiales o pozos. Así mismo se tramitará la solicitud de concesión de los 27 puntos de la red.

TAREA 3: ejecución de las obras

Una vez finalizada la licitación, comenzarán la ejecución de las obras que se prologarán durante 9 meses. De este modo, la red piloto podrá ser evaluada durante el año 2020.