FUENTE

La finalidad de la red piloto de fuentes públicas del Camino de Santiago Inglés es ofrecer a los peregrinos[1] un punto de micro-abastecimiento seguro, de forma que puedan llenar una cantimplora de medio litro con cierta periodicidad, aproximadamente cada 6 km.

De este modo, se ha definido un modelo de punto de expedición con diseño uniforme y reconocible para todo el camino, con dos posibilidades en cuanto al origen del agua[2]

  • Caso A: (24) fuentes conectadas a una red de abastecimiento controlado.
  • Caso B: (4) fuentes naturales con tratamiento de potabilización.

PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS

Grifería: caño mural de 17 cm con protector en acero inoxidable satinado y pulsador temporizado

Paramentos frontal/trasero y cubierta: granito silvestre moreno abujardado

Paramentos laterales: pino país con acabado lasur roble

Estructura interior: acero inoxidable

Sumidero: rejilla de fundición

Caudal:  6 litros/minuto

Tratamiento:

  • Caso A: dos filtros de cartucho (10 µm / carbón activo)
  • Caso B: tres filtros de cartucho (100 µm / 10 µm / carbón activo) y reactor UV-C

Medidas exteriores 50 x 50 x 100 cm

Comunicación:

  • Caso A: contador ultrasónico conectividad Sigfox
  • Caso B: GSM / datalogger / contador ultrasónico conectividad Sigfox

[1] Aunque pueda parecer obvio, conviene aclarar que, si bien la red piloto ha sido concebida principalmente para cubrir las necesidades de agua de los usuarios del Camino de Santiago Inglés, es también apta y accesible para satisfacer las de la población local.

[2] Según la clasificación que figura en el Real Decreto 140/2003, de 7 de febrero, por el que se establecen los criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano.

Este sitio web sólo refleja la opinión del autor y la Comisión Europea no se hace responsable del uso que pueda hacerse de la información que contiene.